sábado, 22 de mayo de 2010

Por la boca...


Banquete Opíparo para el humanoide torero

3 comentarios:

El Bisturí dijo...

Para mí, primero el toro le hace penalti antes del pincho moruno...

Ofelia dijo...

Pues no entiendo mucho de fútbol, bisturí, pero quizás tengas razón

urbanoyhumano dijo...

Los toros no se llevan bien con los toreros. Los gatos tampoco con vosotros. Cada nuevo plato de alpiste -o carne de toro- que les dais, los hace débiles ¿Dónde están las garras de los gatos para romper los cojines de vuestras bonitas casas con ventanas que facilitan la comunicación y el apareamiento?

Ofelia ha muerto de tuberculosis.